jueves, 16 de junio de 2011

Con profunda preocupación




CON PROFUNDA PREOCUPACION



Nosotros, los firmantes de este escrito, vivimos con notable preocupación la marcha del Partido Socialista en nuestra provincia. Somos conscientes de que la situación nacional y la crisis económica viene actuando como una pesada losa sobre las posibilidades del PSOE, afectando a su credibilidad y arrojando no pocas sospechas entre gran parte de su electorado sobre cuáles deberían de ser sus propuestas, pero también es justo señalar que eso mismo no ha parecido ser un factor determinante en otras localidades donde las opciones del Partido Socialista han resultado ser ganadoras en un marco tan hostil como es la política nacional.

Es evidente, si juzgamos los resultados electorales provinciales en una perspectiva histórica, que aquí hay algo que no funciona desde hace ya un tiempo. No es labor nuestra señalar en este escrito los aspectos que convendrían aclarar o sustanciar para posibilitar un cambio de las cosas sino tan solo llamar la atención de los responsables y del partido en general de que las circunstancias actuales son especialmente graves y que se vive el riesgo de situarnos en un plazo no muy lejano en posiciones cercanas a lo testimonial.

Los firmantes, casi todos ellos antiguos responsables orgánicos e institucionales en Salamanca que han tenido diferencias muy sustanciales en el pasado, nos situamos fuera de la lucha interna y así queremos seguir. Nos preocupa el ver cómo, elección tras elección, los votantes de izquierda escogen otras opciones o engrosan el sector abstencionista sin que ello suponga revulsivo alguno entre los dirigentes del partido y, aparentemente, en parte de su militancia.

Ante cada nuevo revés, las soluciones arbitradas siguen siendo las mismas. No siempre el propiciar un debate de ideas, que casi nunca se sustancia en algo práctico, es la solución. Hay otras cuestiones que sería conveniente contemplar, tales como el grado de interrelación existente entre el partido y la sociedad, la permeabilidad al conjunto de preocupaciones que en la sociedad salmantina existen y la idoneidad de las personas que son el rostro y la voz del partido en cada ámbito de nuestra provincia. Todos estos aspectos exigen de una reflexión profunda que para ser productiva no puede circunscribirse en los reducidos ámbitos orgánicos y jerarquizados habituales.

La conexión con los afiliados y la ciudadanía requiere tiempo, voluntad, trabajo y una especial sensibilidad. La izquierda, ser de izquierdas es algo más. La competencia técnica e incluso la excelencia en otros ámbitos del saber es muy importante, porque enriquece nuestras opciones y las hace más solventes, pero no es condición única o suficiente para contagiar el entusiasmo, una idea, o hacer progresar al partido. Hacer política requiere también de especiales dotes de cercanía al electorado que no se suelen practicar o estar al alcance de todos. Nuestro electorado es exigente y pide a sus representantes y dirigentes fidelidad a las ideas y un determinado modo de estar en política.

La construcción del Partido Socialista Obrero Español en Salamanca fue, como en otros lugares, una tarea de muchos. Algunos de los que firmamos este escrito contribuimos en esos pasados años al crecimiento de este edificio. Y aunque esos tiempos quedan ya lejanos no puede ser un obstáculo que lo que en un día funcionó como método de trabajo y compromiso hoy no valga. Es ése modo de proceder en política que hemos comentado anteriormente el que tanto echamos en falta hoy.

A la dirección del partido en Salamanca, la que sea, le compete el establecer las políticas y mecanismos necesarios para salir de esta situación. Desde aquí pedimos que se retome la senda adecuada y que el Partido Socialista vuelva a ser una organización en íntima relación con sus afiliados y la sociedad a la que aspira representar porque sin ello no se puede aspirar a ganar unas elecciones ni a cumplir eficazmente con nuestros objetivos de siempre.

Suscriben

Mercedes Méndez Hernández
(Viuda de Dn. José Luis González Marcos primer diputado a Cortes de la democracia, Senador, Secretario General del Partido en los inicios de la transición)
Juan José Melero Marcos
(Ex Presidente de la Diputación Provincial de Salamanca, Ex Director General de Correos y Ex Gobernador Civil de Teruel)
José Yáñez Rodríguez
(Ex Alcalde de Alba de Tormes, Ex Diputado Provincial de la Diputación de Salamanca y Ex Procurador Regional)
Luis Calvo Rengel
(Ex Concejal del ayuntamiento de Salamanca, Ex Vicepresidente de la Diputación Provincial de Salamanca)
Miguel Cid Cebrián
(Ex Alcalde de Ciudad Rodrigo, Ex Senador)
Miguel Álvarez García
(Ex Secretario General Provincial, Ex Presidente Provincial del PSOE, Ex Portavoz Socialista en la Diputación Provincial de Salamanca)
Andrés Sainz Muñoz
(Ex Concejal del Ayuntamiento de Salamanca, Ex Procurador Regional)
Manuel Gutiérrez Robles
(Ex Miembro del Comité Provincial, Ex sindicalista miembro de la CEF de Químicas de la UGT)
Juan José Real Oliva
(Ex Vicepresidente de la diputación Provincial de Salamanca, Ex Senador)



2 comentarios:

  1. Tiene buena pinta, la intencionalidad.

    Y jo, que equipo.
    Así que aunque yo no sea salmantino no creo moleste que me pase por aquí a leer lo que dice la gente mayor, la experiencia,que seguro será interesante.

    ResponderEliminar